07 octubre 2016

mi abuelo




para Acuña



*
mi abuelo es generoso
hace de protector a distancia
me manda saludos y caramelos de leche

mi abuelo    hace regalos
su pus interna a las larvas
gritos a las noches
un pedazo de ulcera para el desayuno

tiene pacto con gusanos
no quiere el cielo de residencia
usa susurros australes para llamar a zamuros

la última ves que lo vi
las hormigas iban gritando encendidas
la reina fue descuartizada por el repollo

mi abuelo     daba regalos
su cuello a la soga
su cuerpo frío como móvil de Calder
dando buenos días a mi abuela
hacen que los gritos sean canciones de cuna que mi hija escucha
*
piensa un poco en su vida
máquinas dilatadas por los chillidos
burdeles cerrados y coitos en fila
cabezas de ganado y cochinos para sus hijos

no puede seguir
el tiempo hace de lanza y gana
prefigura su trance

en la mañana
luego de ajustar todo
se lanza en su última visión
imagina cada grito sin salir
las venas reventadas
los huesos quebrados por doquier

piensa en su muerte
hace silencio y le queda una mueca
era de mañana el gallo no hace mucho
su sombra juega con la grama una danza magistral
 
 






*
desde adentro   hay números pares
que huelen a pus con sangre
un niño en un rincón
jugando con plastilinas y gusanos

mi abuelo canta
juega con su tractor
recoge tierra
y en sus ojos el fuego lo carcome
en sus ojos el último alba


*
desde las fauces
de flores traga sueños
está la imagen intacta de mi abuelo
concentrado
con la gasolina encima  
como dando un plazo al tiempo
metiendo todo ese fuego y hormigas en su interior
esperando   dilatado
el amarre de su último nudo

*
mi abuelo habla como el silencio
suena como campanas tibetanas
es la angustia del aire con otro nombre
es la sed con gusanos de seda secos
son las hormigas calcinas
buscando venganza

mi abuelo habla como los nudos
secos   toscos
con la fuerza de miles de cuellos reventados

mi abuelo ya no habla
su rostro es una ceniza negra-gris
que las larvas mueven
domingo a domingo


*
en la oscuridad
el fuego tienen antenas
camina en columnas de muerte

en el sueño
las llamas consumen sus patas
quedan apilados cuerpo tras cuerpo

en el aire
un humo denso
que se hunde en el cuerpo de mi abuelo
lo mata    lentamente

*
lo vi partir
rumbo al río
en busca de más cuevas

era de tarde
mi abuelo nunca más fue el mismo
su niño perdido sigue jugando al tractor y juntando arena: autómata

desde allá se arma el fuego
la noche lo ve con café y un rojo-naranja en su estomago
la danza interna es hermosa
olas de muerte entre cada epitelio
hacen de mi abuelo un hombre colgado por hormigas

cerca de su cuerpo
la fila sale y hacen colmenas en sus ojos
rojas hormigas
llenas de cancer





*
en la arena cargada
penetra la escasa secuencia del no
mi abuelo tiene ese sueño de los dientes rotos
una pasión por matar hormigas
y la paz secuencial que indaga en su interior y se hace fuego
una llama lenta que lo entumece
lo deja frío hasta el último nudo

*
el lago se extiende hasta más allá de la sombra
en lo negro    iban barcos de papel con gritos flameantes
una densa capa de mi abuelo
el armazón de su mirada
y una llama lenta en el estribor

la voces del armazón hacen a la llama
el llanto del negro fabrica a los barcos
los trama de tal manera que las hormigas hacen colmenas
disponen sus huevos
y llevan venganza dentro de ellas

más allá de la sombra
mi abuelo cuelga su único cuello
y la luz lo viola temprano  entre un llanto y una esperanza

*
una cuerda cuelga en la luz
un pedazo de llama
desde la noche hasta la última noche
la cuerda cuelga en la luz un pedazo de llama

el rastro que deja
son hormigas bañadas en muerte
todos lo han visto
mi abuelo es rojo fuego
y tiene cáncer y es experto en nudos

*
desde la mitad del silencio
las respuestas vienen en pequeñas dosis
la mirada de mi abuelo fija
entrando en esa hipnosis del interfecto
con imágenes que van en camiones mack
y el barco que lo cruza por dentro
le clava el estribor en el esófago: frecuente
como la llama que hace formas infinitas en el fósforo

*
no hay respuestas
hemos subido las escaleras
han roto todos los espejos
y mi abuelo
                   como un siervo
                   come fuego en platos blancos
bajo la mirada de ciertos insectos que forman gritos
buscando números pares

mis abuelas



*

 mi abuela baila vestida de noche
danza embutida de muerte bajo la luna
en su baile hay canciones de hormigas rojas
hay grabado un puñal en los ecos de su corazón muerto

mi abuela expuesta a todos sus pesares
baila perdida junto a la niña ensangrentada de la bodega: su gran fetiche

y a pesar del lamento
su danza socava el viaje
sus ojos llenos de ese gris de turno
me lanza silencios enormes que me como  poco a poco

*

la luisa se separa
y cae como cadáver
oculta su antigua noche
voy a heredar su rostro
en el espejo de sus hojas
y caer como suicida
recordando el olor de su pelo

*

los del mutis jadean y mi abuela se hace    la noche se prende del color de sus dedos mutilados
mudos aullidos hacen a mi abuela
eco tras eco  el mutis susurra y hace a mi abuela

*

el rostros pálido de la niña perdida
llena sus ojos de cacao
lava en el río su sombra de azufre
llora como pájaro suicida  cayendo de espejo en espejo
entre una imagen y otra
la niña perdida de mi abuela    tiene el rostro de cacao y de muñeca infectada

*

hay martillos de picos
en los ojos de mi abuela
alondras que vuelan con luces
en su vuelo    la imagen de plumas negras es más grande
se reitera en el viento    en las garras afiladas
el suelo la despide
la urna es negra como las plumas y los picos en sus ojos

*

mis abuelas son la duración del naranja
vienen desde el olor a cigarro
hasta la espesa migraña que chupa y chupa
a solas    ellas bailan: maniquíes
comparto su miedo de pájaros suicidas
muy joven en la escuela con plastilinas y creyones de cera

*

en la pared   hay una marca de sándalo
un vomito arcaico
hay una lucha vieja de hormigas y termitas
está mi abuela colgando en el árbol
y la triste forma de mi sombra    diciendo el presente de mi barco de papel

*

desde la otra madrugada veo a mi abuela crecer en mis ojos   susurrar sollozos silencios de mujer violada por el tiempo y escucho grises voces donde antes había una figura de plumas negras y llantos de viernes cobalto   
me asusta la idea de hacer la noche y a mi abuela en mis ojos

*

mi abuelas se queman a lo Bonzo
cada fuego es una sombra que cubre sus ojos en el silencio
en la noche se avivan las llamas de la niña perdida
la danza nocturna con vestidos rosados
se han vuelto ceniza
mis abuelas bailan juntas la canción del fuego y el olvido

*

son flores los ojos de mis abuelas
pétalos blandos y puñales
los otros: jornadas nocturnas

no tienen rostros
el espejo se ha inclinado a la muerte
no hay pasión para ellas
su imagen
es la misma noche


06 octubre 2016

hilo

desde la noche
que se va preñada de suicidios 
hasta el sol que derrite soldados de plastilinas 
le dicen hola a los gusanos
hola a mi sombra llena de pus y sangre
y procuran herramientas para matar a mi madre

ella es

ella es 
la muerte atada a la muñeca
 
ella es
el muzak que tortura y tortura

ella es 
la hoja que tiembla antes del suicidio 

ella es 
trozos del vacío 

ella es 
el absurdo de A y B en su encuentro

ella es 
la misma que asesina pétalos con agujas

01 septiembre 2016

*

las mariposas
destrozadas en dos
sueñan con polen

*

desde su tumba
los gusanos deliran
con carne y pus

*

hay hojas sueltas
no, son hormigas sueltas
arrastrándose

*

la tinta rosa
al tordo en la ventana
hay muerte cerca

*

escarabajos
y vómitos de tinta
hacen la noche

*

la libélula
construye mucha muerte
y todos tiemblan

*

fue una masacre
hay cuerpos destrozados
hormigas ganan

23 diciembre 2015
01 junio 2015
las hormigas saben de aritmética
 nunca dejan semejantes
y a ciegas     cultivan hongos
eran añil sus dedos

iban al cielo y a la tierra


un viaje de empujones

mamá desde la espalda te susurra cuentos bonitos

los buitres dan vueltas

y hacen tic tac mientras el balanceo de las cadenas tiene juego con el rojo de los tubos que sostienen al columpio


un día de lluvia

yo los vi

mamá desde la espalda te toca

te susurra temores de muerte

los gusanos salen por tu nariz


eran añil sus dedos

iban al cielo y a la tierra

29 mayo 2015
28 mayo 2015
bajo la superficie sobria
el silencio niega al olvido
quema  cicatrices lilas
invade la estancia de las lágrimas
y viola flores australes 

silencio al cubo


silencio puntual
viene bañado de gris sangre
rompiendo manecillas río abajo

*

durante la caída
el precipicio gime fuerte
pobres silencios no pueden dormir

*

basta una mina
un punto y aparte
y todos silencian su pus 

5 formas del olvido

recuerdo al olvido
tirado en la cama
jugando con papeles rotos

*

un olvido enorme se enciende
los vicios continúan
las fallas llegan desde el norte

*

el reloj lo sabe
sólo manecillas persiguiendo olvidos
instantes ajenos en contrastes

*

presiento a la muerte
el tiempo pasa seguido por la casa
las muñecas se cortan y mucho es el olvido

*

son las tinajas de jugo
la peste de la tarde
manecillas en v como sonrisas
16 mayo 2015
las hojas sueltan rencores viejos
pausas suicidas llaman en la ventana
es de noche
los poetas vuelan silencios
y sueltan sangre

el silencio grita ecos
series de olvidos se arrastran a la alcantarilla
verlos y verlos     es la única opción

29 abril 2015
grita puñales
llenos de corazones
y nubes grises
     
       *
cian saturado
voz inusual de muerte
en picos negros

       *
olvido atroz
con razones celestes
lexema griego

      *
sin un midori
las hojas vuelan lento
hasta la muerte
no juegues a la sombra eterna
entiende a los caramelos
procura monedas de sal
y por favor
                  lee de vez en cuando a las hojas suicidas


24 abril 2015
23 abril 2015
el olvido recuerda sus metas
              nosotros   
              hemos llegado tarde

suenan picos de blanco zinc 
en la entrada de tus ojos 
a muerte gris 
limpiando tumbas extraviadas