21 julio 2008
Peter
Una simple conversación, doctor-paciente…

Doctor: Dentro del perfil criminal existen asuntos diversos y complicados que van mucho más allá del uso de medicamentos o drogas, trastornos hormonales, daño cerebral por golpes traumatismos y diversos tipos de intoxicación. Otros planteamientos sociológicos indican que algunas personas no están en condiciones de cumplir por medios aceptables lo que la sociedad indica. Por cuanto; buscan objetivos y medios inaceptables para conseguir objetivos aceptables.

¿Usted que cree de todo esto?

Peter: Tal vez mis acciones entren en el perfil criminal de un asesino en serie, sin embargo; no me considero un delincuente. Desde niño fui golpeado y violado por mis padres; viví bajo el seno de una familia pobre. A los nueve años, ahogué a dos amigos en un lago; a los diez años, mis padres se mudaron a una provincia más grande cerca de la capital; en mi adolescencia mantenía relaciones sexuales con ovejas y perros, los cuales degollaba en el momento del orgasmo; práctica que aprendí de Kürten, cuando nos drogábamos juntos. Huí de casa a los 15 y, todo comenzó a tener sentido cuando pase de animales a personas.

En 1913 violé a una niña, luego de haberla acuchillado 7 veces, era como una prueba piloto que me salió mal; tal vez mi biografía criminal sea de poca importancia, sin embargo los hechos se hacen documentos y la historia los hace pasar como acciones que tienen reacciones diferentes y, en el abanico de situaciones están mis victimas y, su sangre, su deliciosa sangre. Fui apresado por asesinato en 1913, logre escapar de la justicia tras no conseguir pruebas en mi contra. Pase mucho tiempo en calma, pero sentía que todo era como un almacén de pólvora que se llenaba cada vez más rápido y, de un momento a otro, una llama haría que todo se redujera a cenizas.

Doctor: ¿Según usted como se encendió la llama en su almacén de pólvora?

Peter: Creo que se fue encendiendo con el pasar de los años. Exactamente en el año 1925 mi fama empezó; todos sabían de mí; mis victimas yacían quemadas, violadas y, acuchilladas. Algunas no me las acreditaban y pronto utilice un método de identificación, que me convirtió más tarde en el vampiro de la ciudad.

Doctor: ¿Por qué decidió quitarle la sangre a sus victimas?

Peter: La sangre es deliciosa, ¿usted la ha probado alguna vez doctor? Una vez que la pruebe, nunca más querrá estar sin ella. Me encanta la sangre, de alguna forma ella es la que me da fuerza. El día que decidí empezar a utilizar dicho procedimiento fue el mejor día de mi vida.

Doctor: ¿Esta conciente, qué por cada uno de sus crímenes, será condenado a morir en la guillotina?

Peter: La muerte es sólo un peldaño hacia otro camino sin rumbo y a mi me gusta caminar. Pienso que mi muerte cambiara el rumbo de la historia; yo, he hecho historia. De ahora en adelante la forma de asesinar será otra y muchos imitarán mi estilo de matar.
Lo último que quería preguntarle ¿Será doctor, qué cuando mi cabeza se desprenda de mi cuello, pueda escuchar por un segundo, el chirriar de mi sangre brotando? Eso me haría la persona más feliz del mundo.

Nota: Peter Kürten (26 de mayo de 1883- 2 de julio de 1931) fue uno de los asesinos en serie más conocidos de Alemania. Conocido como "El vampiro de Düsseldorf".

No hay comentarios.: