24 diciembre 2008
Desde lejos


Es cierto, todos los saben.

Quería ocultarlo, decirme a mi mismo que nada ha cambiado, pero la tarde me hace blanco, y a los blancos nunca les va bien.
Quería hacer todo y que la nada fuera la dueña de las respuestas.
Quería curarme, estar menos triste.
Quería...

Ahora, sigue siendo cierto.
Desde lejos duele igual.

No hay comentarios.: