02 junio 2009

5:53 AM

No se exactamente que quiero hacer. No entiendo lo que no me han explicado. Nada es cierto, todo es verdad. La peculiar mentira imita al orden anacrónico y me invita a concederme las más singulares ventajas, sin embargo, dichas delanteras no me ayudarán a la hora en que el caos comience su viaje.

Las interrogantes vienen junto a las respuestas y estas ultimas, se niegan a quitarse su mascara de hielo. Las sombras invaden mi conciente, convirtiéndolo en el inconciente colectivo de aquellos tantos que he dejado atrás.

Otra alucinación se asoma. Otra más quiere atacarme. El caos me empuja hacia esta etapa y lo afronto como quien vuelve a la horca, luego de que la breve esperanza de un huracán, lo llevara de vuelta a su celda, justo cuando todo se calmo, la horca seguía en el mismo sitio, esperando.

El caos espera; sin demora comienza y avanza sin ninguna actividad.

No hay comentarios.: