26 diciembre 2010

Hipótesis del continuo

Entre cuerpos y plastilina, la noche se nos pasa lentamente agradable. Mi sobrina juega con los huesos de su madre y dentro de la urna, los gusanos todavía saborean mis restos. En vida todo era una situación situada bajo el sol del mediodía. Las casualidades encuentran a los errores conspirando entre las luces del perro y toda mi familia empieza la fiesta pagana que tú sueñas.

Quieres tener el control y poder sustituir tus suspiros por los guiones que los asteriscos van soltando entre las líneas de este mes. Quieres entender el sufrimiento y comparecer ante tus verdades y el sueño que mi amiga te ha contado. Espero que quieras entender tu – no realidad­ – y seguir el camino de las hormigas.

Cuando amanece, sigo en el sueño de mi amiga y tú sigues entre mis restos y los llantos que mi sobrina suelta.

No hay comentarios.: