25 diciembre 2010

Inasequible

No puedes negar que no existes. Es imposible. Imagina por un momento que lo logres, que realmente existas. Y si es así qué. No vas a ganar nada con ello. Será tu mentira favorita. Una masacre interna, un lujo. Lamento que realmente no puedas y tal vez sea mejor. Por ejemplo, sino imaginas, si es que descubres tu verdad absoluta. En poco tiempo la rutina llegará a tu puerta, todo será igual a cuando sueñas en despertar. Te aconsejo que sigas como has estado. Sin nada, sin ti. Con tu estupidez tatuada en tu memoria.

Desde el otro lado de la habitación, sabes que no existes y aún así quieres despertarme, como antes, insisto en que no soy el que te sueña, mi amiga es quien nos crea. No somos pasajes de su abismo, ni mucho menos una pequeña reunión dividida en partes. No podemos acceder a su cuenta.

No puedes negar que soy más importante. Es la parte que no has logrado entender. Y si en algún momento podemos estar a la par, despiértame para volver a suicidarme.

No hay comentarios.: