18 enero 2011

Lados

Por alguna razón extraña, usted esta de aquel lado con los ojos abiertos. Sin explicación racional, imagino que por un momento soy igual a ti. Me veo leyéndome y cuestionando cada punto, como si eso fuese a salvarme.

Que ejercicio más gracioso, entre tanto imaginar ya no creo que sea yo, no me creo. Por un momento, piénsalo, no suena tan descabellado.

Estas de aquel lado, sonriendo. Al final vienes y ves. Al final vienes y lees. Al final sabes que no has entendido y sigues de largo para no ocasionar un estimulo de acción y reacción.

Que ejercicio más gracioso. Imagina por un momento que puedes entender, que realmente tienes el control. Imagina que tus pensamientos mecen las hojas y empieza la matanza.

Pobre de ti si sigues por este lado, mejor te quedas de aquel y resuelves seguir, seguir y no entender, seguir y reír, seguir y tratar de que mi amiga no me sueñe y yo, yo no lo haga contigo.

No hay comentarios.: