11 febrero 2011

Justo en el medio del siempre

Basta saber que yo no estuve allí, ella me dicta: justo en el medio del siempre cae la lluvia de verano. Repite conmigo: allí es el lugar donde debemos estar. La recorrí de pies a cabeza y me quedé poseído por sus impactantes ojos azules. Gracias a que volvimos del medio es que entramos en el otoño, ¿ahora entiendes?

Qué horrible pesadilla Julio, tienes que escucharla, alguien coge una sombrilla y lo utiliza para que el sol no le pegue en el rostro y en ese mismo momento, empieza a llover. Por favor, qué dices. Toma algo y cállate.

Hermano tienes que leer esto, una chica le dice al otro chico, que justo en el medio del siempre empieza la lluvia de verano y eso es el iniciador del otoño. ¡De verdad tienes que salir más seguido de la biblioteca, no te conviene ese lugar! Hermano es genial, fíjate, justo en el medio del siempre las cosas acuden solas. Me hartaste, voy a dormir.

Tienes que encontrar el modo que la cumbre se cuelgue cerca de tus ojos, tienes que hacerlo más seguido y tal vez puedas acertar a contribuir con las amenazas que él siempre considera justas. Por favor, son las 2 de la mañana. Pero Julio, mi pesadilla tiene algo extraño, hay que descubrirlo, ayúdame. De verdad cállate.

No es usual, yo quiero besarla, imagino su lengua en mi boca. Bien pasada la tarde el crepúsculo se ubica en el medio del nunca y registra lo que conocemos como noche. Realmente sería genial verla sin las ropas que trae siempre.

Hermano, de verdad siento que esto es real, podemos ubicar el lugar que describe el libro e irnos lentos por el sendero que marca la lluvia y sus incontables pasos. Cállate, no me sigas, cállate por favor.

Venimos en marcha desde el interior, quiero que siempre lo tengas claro, la precisión sería de mayor a menor. Ella me empuja y el dolor es menos intenso, es fría y su ardor repercute contra la gran masa que cubre la luna esta noche. Tenemos que multiplicar toda esta carga con el medio del siempre y obtendremos la capacidad de lo imposible divida por lo absoluto de cada insignia en nuestros labios. 5 veces más y conseguiré lo que quiero.

Vamos, esta vez quiero escucharte. He soñado con alguien haciendo el amor y repite “justo en el medio del siempre”. ¿Dime, qué significa todo lo anterior? Hermano no te diré, ya leo otro libro y este se trata de una mujer que asesina a su marido, ella le quería contar una pesadilla, que, por casualidad, tenía que ver con sombrillas y nieve.

Respira profundo y trata de dormir, mañana tengo 8 horas de trabajo. Julio tengo que contártelo, escúchame. La sombrilla era de color gris y había una voz de fondo que se incorpora justo cuando el medio del siempre hace su aparición. No me importa si hay eco, duérmete.

Ángela, hija, despierta, es tarde, tienes que ir a la escuela. Mamá, ¿se pueden soñar tres sueños a la vez? Hija no lo sé, busca en una de las enciclopedia que hay en la biblioteca, tal vez puedas encontrar algo. Vitelio, es hora que nos cuentes todo lo que escribiste de tus vacaciones. Érase una vez tres sueños que soñaron con un cuarto que quiso relatarme un quinto para que lo expusiera en esta clase como una historia interesante. Vitelio de verdad estamos esperando tu relato sobre tus vacaciones. Está bien, con mi tía, justo en el medio del siempre y en el suelo del nunca, soñamos 5 sueños, que dividimos entre 2 y ese resultado nos dio toda la historia de nuestras vacaciones.

De verdad corazón, nunca más tomaré pastillas para dormir. ¿Qué me intentas decir Flavio? Nada corazón, es que soñé algo horrible, eran 2 novios explicándose sobre unas teorías extrañas, una esposa que asesina a su esposo, hermanos que se caen por unas escaleras y niños que se vuelven psicópatas.

Dement tienes que escribir sobres tus estudios más seguidos, todo se cumple como lo dicen tus apuntes. Los complejos K son sin duda los más fascinantes, tienen la habilidad de trasladarse de un sujeto a otro sin demora alguna, de allí la deflexión genuina de cada par de segundos frente al espejo. Si sigues todo al pie de la letra, tal vez, algún día, despertemos.

No hay comentarios.: