10 febrero 2011

Sigo esperando a que llegue la tarde

La señora del 35 muestra unas facturas a la del 37, de allí la relación con los números impares de la vieja del 39. Los rasgos de bienestar no existen y la fuente sigue sin agua. Natha se fue al sur. Illia sigue en la capital (la historia del yoga no me la creo). C.A sigue ensimismada con lo que ella cree seguro (los platos limpios son más seguros). Rosa continua planeando como ser más triste (no lo logrará). Cualquiera puede pensar –llegas con una lista de tipas y nos las lanzas en la cara así sin más. Claro antes de ello (disculpen por favor), los del 31 hacen el amor de nuevo. Las facturas ya están revisadas y la vieja está en calma con su cuenta.

Les adelanto que en el piso 5 hay una fuga de agua y la señora del 53 ya puso la queja. No tengo una pausa posible, sin embargo, fuera mejor si la señorita de 9 letras se hubiera quedado más tiempo (ser la profesora de literatura que no lee le sienta mejor). Además, qué tal si la Chica de las flores fuera más funcional y de verdad, despertará (ella sabe que realmente no tiene una salida con sus fantasmas y menos, con los que presionan). Disculpen otra vez por la lista. La fuga fue controlada y la de la queja, se póstula para ser la presidenta del comité de inquilinos.

En el piso 7, la señora del 75 tiene una discusión con su compañera, las niñas del 77 llevan una reunión con sus novios. Y sigo insistiendo en que el Aire no puede ser ideal (por lo de la herencia de años), por supuesto esto se une a que la Chica de la peli no deja al idiota de su novio y A-T no termina de cumplir años. Lo siento, lamento lo de la lista nuevamente. Las del 75 se besan, los novios ya dejan a sus novias y yo, sigo esperando a que llegue la tarde.

No hay comentarios.: