02 mayo 2011

Sin titulo 1


Se requiere la mayor lentitud posible para poder remediar el instante en que asistimos a nuestra propia caja de madera. Ella miró las últimas líneas, no podía entender. Tiro el libro por la ventana, subió a la silla y lentamente puso la soga en su cuello.

No hay comentarios.: