29 septiembre 2011

10


Vienen y se alojan, vienen y se multiplican, los errores, sí, ellos. Desde que han llegado las características indagan en sus secretos y con las consecuencias de su lado, ejecutan a los errores y luego me tiran sus cuerpos a las orillas de cada imagen que quiere construirse en el preámbulo de mis pupilas. Otro momento y otra tortura. Todas son estafas y la navaja y sus juegos por deformar cada línea, lo tienen bien claro durante este momento.

No hay comentarios.: