19 diciembre 2011

23,24,25,26,27


23- Por qué no procuras interrogantes. Por qué hacerlo. Por el hecho de la estructura. No hay una estructura, soy un error, no soy un idiota. No te ofendas pero no llegas ni a consecuencia, tal vez a una característica. Una navaja gotea letras. Pero pausa, no todo termina allí y sí, muchos somos hechos de letras. Y sí, lo degollé. Sí, ahora eres la única voz. Sí, ya te lo había dicho antes. No, no puedes matarme, porque te quedarías con la otra voz. No, tampoco la puedes matar, nos quedaríamos sin existir. Sí, tal vez en algún segundo suelto, podamos convertirnos en el macro error y suicidarnos. 


24- Señor  soy una consecuencia, los errores han muerto y cada característica se ha volado. Señor  soy un error, pido perdón, hace algunas letras hice algo muy malo. Señor soy un error, luego de eso también tendrá que morir. Señor , señor. Tal vez no debí apretar tanto. Bueno el consuelo que me queda es que en alguna escena el punto se convertirá en una consecuencia y yo, yo podré manejarla, podré encontrar a sus características amigas y así, así decirle asfixiándolas que soy un error y asesine al señor.


25- Vuelve como consecuencia, como error no me gustas, además debes traer más características, ellas son mi alimento preferido. No puedo cree que siga detrás de mí, es algo increíble. Sucede que no hay más tiempo. Se supone que una sola encuesta valía la pena, sucede que no debo mencionarlo. Ok, es así, él es un error cualquiera que desea convertirse en una consecuencia, pero no sirve, no puede hacer eso.


26- No encuentro una salida. Las conexiones se hacen pequeñas y sentado en el instante de una numeración correcta empiezo con la cuenta y desde A hasta B no hay mucho espacio, pero duele y las manecillas son las más despiadadas, ellas saben todo, evitan el contacto, evitan los acercamientos, sin embargo los errores corren por cada bolsillo y sus consecuencias amigas, vienen a decirme que evitar no reduce la pasión, los suspiros, pensar y mucho menos, que estés aquí, al lado, como un poro, como una situación y sí, con un protagonismo que me hace cada vez más vulnerable.

27- No continúes con el manual en la mano, los guiones son los más afectados. No sigas con esa historia. No puedo hacer otra cosa. Las líneas son infectadas. No puedo hacer otra cosa. Es cierto, el enlace hace que todo esto sea ridículo. Para nada, la verdad esta cerca de las consecuencias. Y si es así, por qué disimular la excusa de los errores, por qué insistir en decir evitar, cuando no es la mejor opción. Responder no tiene una buena salida, responder no es una cualidad agregada a esa pequeña característica que llevas como amuleto. Si pudiera decirte otra cosa, sería ideal, pero no, no hay una ventana, una B que te toque, una A que resulte cerca. No puede ser que te haya tocado así. Por este lado los errores siempre empiezan a tocar de esa forma, siempre con pequeños amuletos, siempre con la duda de consecuencias, siempre con un evitar entre sus números.



No hay comentarios.: