17 marzo 2013

31

apenas sobrevivo, es una cuestión de mera casualidad, como encontrar un burbuja de aire en el fondo de algún vaso de agua o una hoja de algún árbol que ha viajado por mucho tiempo; lo casual entra en el terror, la sangre se alimenta de eso, lo sé, lo he vivido; tengo el terror cercano a los ojos; caminar y tratar de escuchar todo el ruido de las burbujas y las hojas que he encontrado es la máxima expresión de terror que puedo contar. pd: el té de menta todavía viene sin azúcar.

No hay comentarios.: