22 mayo 2013

39

una escultura de giacometti en Caracas, salta a los puntos que se escapan de Maturín, yo, tomando té de menta sin azúcar, mato a las hormigas que han hecho su colmena en un cuadro que tengo guardado en la gaveta de las arenas.

17

soñé con los puntos del cuadro anterior, era en una película de tarkovsky, yo esperé soñarlos más, eran interesantes; en el sueño, los puntos iban vestidos de cuadros y yo, yo tenía miedo y siempre fuego, ellos ardían, Dalí sale por una puerta y El Indio Maturín me salva y mata a todos (a los puntos también los asesina), pero antes de eso, los puntos cantan una canción Chayma que se fusilaron del libro del profesor Rogelio y a mí, no me gusta.

33

vi a los puntos en las olas del 95 cuando fui a la playa y leía a kafka, eran grandes puntos, todos, tomando sol y sí, me dio celos, mis cuadros se quedaron en la casa de mi abuela, comiendo compotas de manzanas. 

-31

hay cuadros en números pares; lo sé, es atroz; no tienes que decir eso; sí, es verdad, hay cuadros en puntos blancos; imposible, los puntos blancos no existen; todo existe; es absurdo que todo exista, sería una entelequia bastante abismal; imagina que el universo es un cuadro y salte de punto en punto, hasta conseguir, existir en el rededor de todos los demás cuadros; yo creo que los puntos blancos son puntos negros dentro de cuadros no definidos; al final y, esto hay que dejarlo claro, los puntos negros son cuadros blancos que saltan dentro de los puntos blancos para causar una molestia; estoy de acuerdo.

-57

el punto se plantea salir del cuadro, hace una estrategia única, engaña a los pedazos en blanco y poco a poco, sale del cuadro; lo veo recorrer toda la habitación, pero es lastimoso saber, que, en algún momento, sabrá, que su rededor, es otro cuadro.