17 junio 2013

97

el do mayor le reclama a los puntos negros, algunos cuadros le rechinan sus pasos y persuaden a los puntos a suspirar y olvidar el incidente. La voz se hizo llama, una enorme y los puntos blancos iban saltando por los cuadros y yo, yo los vi irse por la penumbra del humo y la cantidad exacta de notas dispares.

No hay comentarios.: