17 abril 2014
no tengo una pausa puñal
llevo auroras sin cuellos
una que otra maldición por pastillas
la peste de los anteojos
y esas pausas de niño que nunca me pude arrancar

No hay comentarios.: